Desempleo y despoblación, dos caras de la misma moneda

0
22

El mes de enero se ha saldado con 521 personas más en situación en desempleo en Salamanca. Según los datos que hizo públicos ayer el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, el paro se sitúa en 23.558 personas: 9.609 hombres y 13.949 mujeres. 5.000 parados más de los que mostraba la EPA más reciente. Son los peores datos en los últimos cinco años para el primer mes del calendario.

En esta provincia hostelera y turística, el desplome tras la campaña de Navidad del sector Servicios (con 728 desempleados más) pone de manifiesto la inestabilidad laboral reinante. En este sentido, el comportamiento del resto de sectores fue positivo, con 60 parados menos en Construcción, 46 en Industria y 17 en Agricultura.

La falta de empleo hace que los salmantinos se tengan que marchar fuera para ganarse la vida, pero como cada vez queda menos gente, es más difícil que surjan nuevas oportunidades de trabajo. El resultado es el avance de la despoblación, acentuado por el envejecimiento.

De las 23.558 personas desempleadas en el conjunto de la provincia, 12.433 continúan sin percibir ningún tipo de ingreso (el 52.77%, 25 décimas más que en el mes pasado) y de las 11.125 que si que perciben algún ingreso, el 43.76% percibe prestación por desempleo, frente al 56,24% que percibe una ayuda o un subsidio, siendo la cantidad media que perciben de 777.5 euros.

No todos los datos son negativos: el número de contratos realizados crece con respecto a diciembre y llegan a los 8.607, un 1,77% más. A nivel anual, el crecimiento es de 3,94%. Pese a ello, la mayor parte de contratos volvieron a ser temporales. Así, los indefinidos fueron 935, en lo que son 169 más que el mes pasado y 133 que hace un año. Los temporales, por su parte, llegaron a los 7.672, 19 menos que en diciembre y 193 más que hace un año.