14 C
Salamanca
domingo, julio 22, 2018
Inicio CÓMO CONSTITUIR UNA ASOCIACIÓN DE VECINOS

CÓMO CONSTITUIR UNA ASOCIACIÓN DE VECINOS

Una asociación vecinal no es más que un grupo de personas que, vinculadas a un territorio concreto (un barrio, un distrito, un pueblo), se une para mejorar las condiciones de vida de la comunidad, afrontando sus problemas y velando por sus intereses. Y lo hace, además, de manera voluntaria y sin ánimo de lucro.

No. Las comunidades de vecinos o de propietarios (y las mancomunidades) se circunscriben al ámbito de sus bloques de viviendas, mientras que el espacio de intervención de las asociaciones vecinales es mucho mayor y abarca una variedad infinita de temas y demandas.

Entre otras muchas cosas, las asociaciones vecinales son útiles para:

– Mejorar y preservar la calidad de vida del vecindario.
– Generar cohesión social y mejorar la convivencia en el territorio.
– Fomentar la participación ciudadana en los asuntos públicos.
– Defender el mantenimiento y mejora de derechos y servicios públicos básicos como la sanidad, la educación, el acceso al agua, la electricidad, la vivienda, el transporte… así como las infraestructuras y dotaciones del territorio.
– Intervenir en nombre del vecindario ante las administraciones local, regional y estatal.
– Velar y potenciar la cultura y la memoria histórica del territorio.
– Defender a los ciudadanos ante abusos en materia de consumo.
– Y para todas aquellas cuestiones que quieras proponer y en las que puedas implicarte.

Nuestras ciudades y pueblos están llenos de huellas del movimiento ciudadano. Detrás de un centro de salud, un polideportivo, una residencia de mayores, un parque infantil o una escuela pública, muchas veces se encuentra la lucha de las asociaciones vecinales. Gracias a su labor, que siempre se ha movido sobre los ejes de la negociación y la reivindicación, después de casi medio siglo de historia, nuestros barrios se han transformado en espacios más habitables y humanos.

El movimiento vecinal es profundamente heterogéneo pero en general utiliza la asamblea como espacio principal para la toma de decisiones y la democracia directa como método. A partir de ahí, se suele organizar en grupos de trabajo en función de las necesidades y prioridades de cada momento. Es frecuente, además, que se coordine con otras entidades del territorio o de la ciudad para defender demandas comunes.

Si quieres formar parte junto a tus vecinos y vecinas de una organización participativa y transformadora, no dudes en contactar o visitar tu asociación de referencia más cercana. Todas ellas están abiertas a construir, con tu ayuda, un barrio/municipio mejor. Si en tu lugar de residencia no existe aún una asociación vecinal, te animamos a que te juntes con otros vecinos y la pongas en marcha.

Más allá de los aspectos legales, lo realmente importante para poner en marcha una asociación vecinal es constituir un grupo humano estable y duradero en el tiempo, que esté dispuesto a trabajar de manera voluntaria en beneficio del barrio o del municipio. Cuantas más personas se involucren, más fuerte y representativa será la asociación. Por eso consideramos esencial fomentar la participación de sus habitantes en los espacios colectivos, usando para ello todos los recursos y métodos (presenciales y virtuales) que seamos capaces de imaginar: asambleas de barrio o de comunidades de vecinos, jornadas de debate, foros digitales, grupos de mensajería instantánea, acciones de calle, fiestas…

Cuando el grupo haya echado a andar, será el momento de dotarlo de una estructura legal, algo que FEVESA siempre recomienda, pues facilita la relación con la Administración y con ciertas entidades públicas y privadas, y es imprescindible para acceder a determinados recursos públicos, ayudas, información, participación y espacios, entre otras muchas ventajas.

Constituir una asociación vecinal es muy sencillo, y requiere de los siguientes pasos:

La redacción del acta fundacional, en la que debe aparecer: los nombres de los promotores, su nacionalidad y domicilio (mínimo tres personas); la expresión de la voluntad de constituir la asociación y la denominación de ésta; la designación de los integrantes de los órganos provisionales de gobierno (presidente, secretario, tesorero, vocales…) y, por último, el lugar, la fecha y la firma de los promotores.

1.- La elaboración y aprobación de los estatutos (véase artículo 7 de la Ley Orgánica 1/2002 reguladora del derecho de asociación) por los que ha de regirse la entidad.
2.- El siguiente paso es inscribir la asociación en el Registro. Para ello hay que presentar los siguientes documentos:
– Solicitud firmada por el representante legal de la Asociación.
-Un ejemplar del acta fundacional con firmas originales de todos los fundadores en todas sus páginas.
– Un ejemplar de los estatutos con firmas originales de los miembros que constituyan el órgano de gobierno o representación en todas sus páginas.
– Justificante del pago de la tasa por solicitud de inscripción.

Una vez inscrita en el Registro, recomendamos la inscripción de la asociación en el registro del ayuntamiento correspondiente y la solicitud en éste de la declaración de utilidad pública municipal.

El siguiente paso es voluntario pero aconsejable y consiste en federar a la nueva asociación en FEVESA.

Cuando se produzca una modificación de estatutos, ésta deberá ser inscrita en el Registro de Asociaciones de Castilla y León. Para ello hay que aportar la siguiente documentación:

– Solicitud firmada por el representante legal de la asociación.
– Justificante del pago de las tasas.
– Certificado (del secretario/a con el visto bueno del presidente/a) del acta de la reunión de la asamblea general de la asociación en la que se aprobó la modificación de los estatutos.
– Certificado de la composición de la junta directiva actualizada de la asociación extendido por el secretario/a con el visto bueno del presidente/a, donde se harán constar los siguientes datos de cada uno/a de los/as miembros: cargo, nombre y apellidos, DNI, domicilio completo y la fecha de la asamblea general en la que fueron elegidos/as.
– Un ejemplar de los estatutos con las firmas originales del presidente/a y del secretario/a en todas sus páginas. Además al final deben incluir el siguiente texto:

D   ………………………….., con DNI ……………… Secretario de la Asociación, con Número de Registro ……….., CERTIFICO: Que los presentes estatutos recogen las modificaciones aprobadas en la reunión de la Asamblea General celebrada el…………………

Lugar y fecha.

Vº Bº

El Presidente (firma)                                          El Secretario

La asociación deberá inscribir en el Registro de Asociaciones de Castilla y León la junta directiva cada vez que haya modificaciones en la misma o haya finalizado su periodo de mandato. Para ello, hay que aportar la siguiente documentación:

– Solicitud firmada por el representante legal de la asociación
– Certificado de la composición de la junta directiva actualizada de la asociación extendido por el secretario/a con el visto bueno del presidente/a, donde se harán constar los siguientes datos de cada uno/a de los/as miembros: cargo, nombre y apellidos, DNI, domicilio completo y la fecha de la asamblea general en la que fueron elegidos/as.
– Justificante del pago de las tasas.

* Descárgate el cartel pinchando sobre él.